El Blog de Redken

Descubre los peinados favoritos del hombre que está detrás de la Fashion Week

Guido Palau tiene una trayectoria profesional en la industria de la belleza y la moda de varias décadas y su nombre es objeto de todo tipo de elogios en la Fashion Week y fuera de ella. Ya peine colas de caballo elegantes en Milán o haga recogidos vanguardistas en París, los peinados emblemáticos de Guido Palau son conocidos en todo el mundo. Todos sus peinados nacen de una fuente de inspiración profunda y suelen influir en las principales tendencias de la temporada.

¿Cómo se convierte alguien que viene de un pequeño pueblo inglés en un peluquero artesano de renombre? Le preguntamos.

Sus inicios

“Siempre me ha llamado la atención el estilo y me he inspirado en las revistas de moda y belleza que destacan el trabajo de estilistas famosos como Barry Lategan, Bruce Webber o el peluquero holandés Christian, cuyo estilo libre superó los límites de la época”, señala Guido. “Más tarde, a principios de los años 80, coexistieron varios movimientos subculturales, como la nueva ola, el indie o el gótico, que dieron lugar a una escenario creativo que cambió las tendencias de los cortes y las coloraciones. Todo esto despertó mi interés por la peluquería.”

A partir de ese momento, empezó su carrera de estilista en el salón Vidal Sassoon de Londres. Después de pasar dieciocho meses peinando detrás de la silla, el que pronto se convertiría en una estrella del mundo de la peluquería empezó a trabajar en una editorial, donde tuvo un papel esencial en el ámbito del estilismo de moda.

Debido a su trabajo en el salón, un peluquero le propuso a Guido que fuera su asistente en una sesión fotográfica para la revista Woman’s Weekly. Esta sesión fue su trampolín para introducirse en el mundo de las campañas de moda y los desfiles. Le dio la oportunidad de descubrir todo lo que el mundo de la moda le podía ofrecer y le abrió el camino que le permitiría expresar su estilo artístico y plasmarlo en los peinados.

Sin embargo, lo que de verdad impulsó la carrera de Guido fue su trabajo en el famoso vídeo del músico George Michael: “Freedom! '90.” En este videoclip emblemático participaron supermodelos como Linda Evangelista, Cindy Crowford y Naomi Campbell. De hecho, gracias a su trabajo en el videoclip, ganó el premio al mejor estilista Sassoon del año en el evento British Hairdressing Awards de 1990, un título que volvió a ganar tres años más tarde.

A partir de ese momento, Guido se convirtió en un estilista de renombre en el mundo de la moda. En 1994, Calvin Klein se puso en contacto con él y le ofreció el puesto de jefe de estilismo para la presentación de su colección de otoño. Como era su primer desfile, el estilista plasmó una perspectiva única para una marca de estilo clásico estadounidense. “Era el periodo del grunge con Kate Moss, muy despeinada, muy grunge. Por aquel entonces, era una nueva estética en el mundo de la peluquería”, afirma Guido.

El look grunge llegó al mundo de la moda en los años 90 y, con él, Guido consolidó su estatus de creador de tendencia. Desde entonces, empezó a trabajar para las casas de moda más célebres como Marc Jacobs, Alexander McQueen, Louis Vuitton, etc.

Fashion Week

Desde ese momento su trabajo empezó a ser muy solicitado y ahora dirige de 30 a 40 desfiles en cada Fashion Week. Guido y su equipo usan unas 300 latas de laca Redken para crear los looks de los desfiles.

“Es prácticamente imposible prepararse para el ritmo caótico de la Fashion Week. Es como un tornado que cuando toca la tierra no nos deja pensar en otra cosa”, comenta Guido. Para que te hagas una idea, el ritmo es tan frenético que el estilista solo durmió dos horas antes del desfile de Louis Vuitton de 2014. Es un hombre muy ocupado.

“Siempre hay una mezcla de emoción, nervios, adrenalina, falta de tiempo, gestión y dirección de equipos y falta de sueño”, dice Guido. “Aunque sea agotadora, la Fashion Week sigue motivándome e inspirándome todos los años. Busco constantemente la innovación creando técnicas nuevas con la ayuda de los productos y de un enfoque progresista.”

 

Encontrar la inspiración

 

Entonces, ¿cómo consigue alguien inspirarse lo suficiente como para crear looks para casi ochenta desfiles al año? Para Guido no es tan difícil como parece.

 

“Encuentro la inspiración por todas partes: andando por la calle, admirando un diseño arquitectónico, observando las subculturas o escuchando música. Además, tengo la suerte de viajar mucho, lo que me permite inspirarme en muchos países distintos. Cada lugar tiene sus particularidades, así que busco la inspiración en los museos, el arte, las exposiciones, la música, la arquitectura y el diseño allá donde voy. Los nuevos peinados y las nuevas tendencias de moda siempre son fruto de nuestra inspiración, que está por todas partes. Son el resultado de la evolución de algo que hemos visto en el pasado y que se transforma en algo nuevo. Siempre busco la siguiente novedad.”

 

Además de su propia inspiración, Guido también colabora con un montón de personas para crear los looks de la Fashion Week. “A menudo mi inspiración surge a raíz del trabajo con mis compañeros, que rezuman talento. Tengo la suerte de poder trabajar con los creadores de moda, diseñadores, artistas maquilladores, estilistas y fotógrafos más creativos del sector y de colaborar con empresas de moda vanguardistas como Redken.”

 

Son estas colaboraciones las que ayudan a dar forma a cada uno de sus looks. Además de trabajar con los mejores, Guido también comenta que el trabajo de los diseñadores ejerce un gran impacto en el resultado final del peinado.

 

 “Lo más importante es la ropa, así que es fundamental entender el tipo de mujer y de personalidad que ha imaginado el diseñador, así como el mensaje que quiere transmitir a través de sus prendas. Siempre hay una historia y es imprescindible comprender de dónde viene. Por eso, para mí es esencial conocer todos estos detalles para poder crear el peinado más adecuado para esta mujer”.

Este enfoque que se centra en la mujer es el que guía el trabajo de Guido. “Siempre he buscado superar los límites, hacer que la gente vea las cosas de un modo distinto o que no se ajuste a nuestros cánones del ‘buen gusto’. Ya sabes, he trabajado muchas veces con texturas y creado formas que pueden cuestionar la idea de la belleza tal como la entendemos. Me imagino que ya sabrás que tenemos mucha presión social y solo los jóvenes se atreven a adoptar looks vanguardistas. Se enfrentan a la gente al abordar con naturalidad la cuestión del género fluido y el sentimiento transgénero. Sinceramente, creo que tienen mucha personalidad. No tienen miedo a cambiar para convertirse en lo que sienten que son”.

La moda en la vida cotidiana de las mujeres

Todos sabemos que muchos de los peinados estrella de Guido tienen una tendencia más vanguardista que los looks tradicionales, pero no te dejes engañar por este estilo extravagante. Como dice Guido, hay mil formas de adaptar estos peinados a la vida cotidiana.

 “Sabemos que las mujeres de hoy en día siempre están bien informadas, al tanto de las novedades y tendencias. Están constantemente conectadas con sus smartphones y sus tablets. Siguen la actualidad a diario y ven cómo sus famosas preferidas cambian de look, ¡a veces incluso cuatro veces en una misma semana! Por eso, es muy importante que los salones estén al corriente de las novedades, consulten las revistas de moda y vean los desfiles en la alfombra roja”, opina Guido.

“Las mujeres ahora buscan algo mucho más sencillo que hace 20 años. Obviamente quieren estar guapas y naturales, pero también ser únicas. Por esta razón, los detalles son esenciales”.

Así que, si quieres cambiar el look que llevas a diario, Guido te recomienda que empieces por unos retoques.

“Ya sabes que incluso los pequeños detalles como cambiar la posición de la raya pueden cambiar por completo tu cara. No hace falta que hagas un cambio radical. Por ejemplo, si estás acostumbrada a peinarte hacia el lado, puedes cambiar totalmente el aspecto de tu cara solo desplazándola unos centímetros hacia el centro. Nos apegamos demasiado a un look y pensamos que es el único peinado que podemos llevar, pero luego, cuando vemos cómo las actrices, cantantes o estrellas del pop cambian de imagen, nos da un poco de envidia. Aunque siempre podemos decir que ellas están rodeadas de gente que les dice piropos y además tienen un buen peluquero. Todo esto les da en cierto modo un chute de confianza. Creo que muchas mujeres reales pierden esa confianza y tienen que recuperarla por sí mismas. No voy a negar que si tienes a un buen peluquero, te dará ideas interesantes para cambiar de look, pero no hay que olvidarse de los pequeños cambios que podemos hacer nosotros y con los que conseguiremos resultados distintos: hacernos la raya hacia otro lado, dejar que se nos seque el pelo de manera natural y no con el secador, probar productos nuevos, etc.”

Es más, los peinados clásicos y sencillos como la cola de caballo pueden mejorarse haciendo solo unos pequeños cambios. Aunque para la mayoría de las mujeres sea un peinado básico, con solo unos toquecitos podemos convertirlo en uno mucho más sofisticado.

“No subestimes la cola de caballo. Es como la típica camisa blanca: superversátil”, afirma Guido.

Añade unas horquillas decorativas, carda las puntas y alisa las raíces. Tienes mil modos de reinventar tu look clásico estilo camisa blanca y transformarlo en un peinado vanguardista. El estilo de Guido se basa en ese tipo de cambios.

“Que un peinado tenga un aspecto minimalista no significa que sea fácil de hacer. Conseguir que un look simple sea espectacular requiere varias etapas y muchos utensilios y productos. Es un nuevo tipo de sofisticación”, aclara Guido.

Además del peinado, no hay que olvidarse del poder de un buen corte. Ya sea un increíble flequillo desfilado o una media melenita digna de Instagram, el corte de pelo puede cambiar completamente tu imagen.

“Las chicas jóvenes toleran los cambios mucho mejor. Se cortan el flequillo, el pelo a capas o incluso se atreven con cortes extremos. Para las mujeres reales, (cada vez que digo mujeres “reales”, me refiero a las que están en casa, a las leen este artículo, etc.) mi consejo es que empiecen por cortarse el pelo a capas. En unas seis semanas habrá vuelto a crecer y cuando ya no se note tanto el flequillo, entonces estarán listas para enfrentarse a la siguiente etapa”, asegura Guido.

Así que no pasa nada si tienes una melena larga y brillante o corta y rebelde, para Guido el peinado debe ser una elección individual que no tiene por qué seguir la moda.

Su caja de herramientas

Como estilista internacional, Guido tiene una amplia gama de productos que le permiten realizar todos los looks que se le pasan por la cabeza. De entre todos los productos que suele haber en su equipo, destacan una laca de fijación ligera, como la Redken Fashion Work 12, un protector del calor del secador como el primer Pillow Proof Blow Dry o la loción Satinwear 04 Prepping Blow-Dry y un espray que aporta volumen como el Guts 10. Gracias a ellos consigue sus emblemáticos peinados.

 

Además de estos pilares clásicos de su equipo, Guido piensa que todos deberíamos probar el espray Windblown 05 Texturizing. “Creo que siempre hablo del Wind Blown 05 porque es uno de esos productos que transforman la textura del pelo sin que les dé miedo a las mujeres y, para mí, esa es la clave de un producto de calidad. Me parece que el espray Wind Blown le aporta al cabello esa textura que le faltaba y un poco de volumen, así que es un producto excelente”.

 

¿Quieres descubrir más cosas acerca de Guido Palau, director creativo internacional de Redken, y de sus peinados imprescindibles? Consulta @Redken en Instagram para ver las últimas novedades del mundo de la peluquería.