Aplicar la coloración

La colocación basada en los principios de Redken te guiará durante la ubicación de las láminas de aluminio para que obtengas siempre unos resultados perfectos con todos los clientes. Una vez que comprendas cómo y cuándo utilizar líneas horizontales, verticales y diagonales, las posibilidades serán infinitas.

PRINCIPIOS DE LA COLORACIÓN DEL CABELLO: PRINCIPIOS DE LA COLOCACIÓN: GUÍA DE PUNTADAS

Al colocar las láminas de aluminio, añadimos contraste y dimensiones al cabello de tres formas: con las puntadas, con la profundidad de la sección y con la elección del color
Redken ha identificado cinco puntadas, es decir, cinco formas de separar el pelo: micro, estándar, sección y omisión, sección completa y triángulos
Al colocar las láminas de aluminio, cuanto más las separes, más cabello natural queda entre ellas y más contraste consigues
Crea looks personalizados combinando o alternando las puntadas, la profundidad de las secciones o los colores
Aprende a utilizar la colocación horizontal y descubre cómo influye en el resultado final del color.

PRINCIPIOS DE LA COLORACIÓN DEL CABELLO: COLOCACIÓN HORIZONTAL

Existen tres líneas con las que trabajamos en la aplicación del color: horizontal, vertical y diagonal
Las líneas horizontales crean peso y un aspecto más pesado y compacto del color
Para emplear la colocación horizontal, comienza la aplicación a 2,5 cm aproximadamente de la zona del cuero cabelludo. De este modo evitarás que el producto penetre en otras zonas del pelo.
Asegúrate de que las puntas no se «retuercen» ya que los resultados del color podrían ser irregulares. Para evitarlo, dobla el pelo sobre sí mismo y aplica el producto. Dobla el pelo o cúbrelo con una lámina de aluminio.
Aprende a utilizar la colocación vertical y descubre cómo influye en el resultado final del color.

PRINCIPIOS DE LA COLORACIÓN DEL CABELLO: COLOCACIÓN VERTICAL

Existen tres líneas con las que trabajamos en la aplicación del color: horizontal, vertical y diagonal
Las líneas verticales reducen el peso visual y aportan un mayor contraste al color
Para emplear la colocación vertical, comienza la aplicación a 2,5 cm aproximadamente de la zona del cuero cabelludo. De este modo evitarás que el producto penetre en otras zonas del pelo. 
Asegúrate de que las puntas no se «retuercen» ya que los resultados del color podrían ser irregulares. Para evitarlo, dobla el pelo sobre sí mismo y aplica el producto. Dobla el pelo o cúbrelo con una lámina de aluminio.
Aprende a utilizar la colocación diagonal hacia delante y descubre cómo influye en el resultado final del color.

PRINCIPIOS DE LA COLORACIÓN DEL CABELLO: COLOCACIÓN DIAGONAL HACIA DELANTE

Existen tres líneas con las que trabajamos en la aplicación del color: horizontal, vertical y diagonal
La colocación diagonal se utiliza para integrar y suavizar o mejorar el movimiento
Trabajamos con dos tipos de líneas diagonales. La diagonal hacia delante mejora el movimiento hacia delante en un diseño que acerca el ojo al rostro. La diagonal hacia atrás mejora el movimiento hacia atrás en un diseño que aleja el ojo del rostro.
Para emplear la colocación diagonal, comienza la aplicación a 2,5 cm aproximadamente de la zona del cuero cabelludo. De este modo evitarás que el producto penetre en otras zonas del pelo.
Asegúrate de que las puntas no se «retuercen» ya que los resultados del color podrían ser irregulares. Para evitarlo, dobla el pelo sobre sí mismo y aplica el producto. Dobla el pelo o cúbrelo con una lámina de aluminio.