Encuentra La Mascarilla que mejor se adapta a tu rutina de cuidado capilar

Seamos sinceras, ¿quién no se ha olvidado alguna vez de seguir su rutina de tratamientos y de aplicar la mascarilla para el pelo? ¡A todas nos ha pasado! A menudo pensamos que la mascarilla para el pelo es la última solución que tenemos para arreglar esa melena dañada que parece que ha llegado a un punto sin retorno. Pero la verdad es que deberíamos utilizarla mucho antes. Añádela a tu rutina habitual de tratamiento capilar y ya verás cómo mantiene la hidratación y previene los daños antes de que aparezcan. Si te agobia añadir más productos a tu rutina, no te preocupes, lo tenemos controlado. Sigue leyendo y descubre cuál es la mascarilla que más te conviene.

¿Qué es una mascarilla para el pelo?

Mano sujetando un tubo azul de la mascarilla Extreme Mega Mask de Redken.

 
 
 
 
 
 
 
 

 

Mientras que los acondicionadores y champús están pensados para utilizarlos a diario, las mascarillas se tienen que aplicar cada tres lavados o cuando el pelo necesita un tratamiento acondicionador intenso. ¡Adictas a la plancha, prestad atención! Nuestra obsesión por la plancha y los alisadores, que exponen de manera prolongada el pelo al calor, puede secarlo. Para contrarrestar este problema, algunas mascarillas contienen ingredientes como el aceite de argán que penetran la fibra capilar. Piensa en las mascarillas para el pelo como si fueran un botón de reinicio para el pelo que puedes presionar para empezar de cero. 

¿Cómo utilizar una mascarilla para el pelo?

Mano sujetando una melena rubia brillante, sana y lisa.

Si quieres sacarle el máximo partido a la mascarilla, tienes que saber utilizarla correctamente. Primero, aplícala sobre el pelo recién lavado y secado con una toalla. Con el pelo húmedo, aplica la mascarilla de manera uniforme de la raíz a las puntas con un peine de púas anchas. Pon el temporizador de 5 a 15 minutos para dejar el tiempo suficiente para que el producto se absorba. ¡Supertruco! Después de aplicar la mascarilla de la raíz a las puntas, empapa una toalla con agua muy caliente y enróllala como un turbante alrededor del pelo para un tratamiento con toalla caliente casero. Para evitar la acumulación de productos, omite tu acondicionador habitual y pasa directamente al lavado. No te olvides de aclarar la mascarilla con el agua fría para cerrar la cutícula capilar y dar brillo al pelo. Para una sensación supersuave al tacto, puedes dejar actuar la mascarilla toda la noche si quieres reparar el pelo dañado. Al dejar que se absorba mientras disfrutas de un plácido sueño, la mascarilla tendrá el tiempo suficiente para hacer efecto. 

Melena rubia larga y ondulada.

Uno de los factores importantes que hay que tener en cuenta es que las mascarillas para el pelo tienen una función precisa y hay que utilizarlas en el momento adecuado. Giovanni Giuntoli, artista Redken, recomienda evitar usar la mascarilla de tres a cuatro días antes de un acontecimiento importante. “[…] Si pretendes hacerte un peinado especial y quieres una melena con volumen u ondulada, te aconsejo que no utilices la mascarilla para el pelo unos tres días antes del acontecimiento porque suele hidratar el pelo demasiado… Los beneficios saludables que [la mascarilla] aporta normalmente apelmazan el pelo, desrizan y hacen que el pelo esté más resbaladizo”, explica. Mejor deja las mascarillas para los domingos por la mañana, cuando no tengas nada mejor que hacer y puedas tomarte el tiempo necesario para dejar que el producto actúe como por arte de magia. 

La mejor mascarilla para el pelo según tu tipo de pelo

Las mascarillas Redken All Soft Mega Mask, Color Extend Magnetics Mega Mask y Extreme Mega Mask una al lado de la otra.

La verdad es que la mascarilla para el pelo puede ser beneficiosa para casi todo el mundo. Aunque no parezca que tienes el pelo dañado y tenga un aspecto relativamente sano, sigue siendo susceptible a los cambios estacionales, a la contaminación y al desgaste diario. El pelo dañado puede necesitar Mega Mask de la gama All Soft, diseñada para devolverle al pelo el brillo y la suavidad. También puedes tratar el pelo teñido con unos pequeños cuidados como la mascarilla Care Extender, que ayuda a revitalizar el color, cuyo efecto dura hasta tres lavados. Gracias al complejo de proteínas RCT, las fórmulas con compartimento doble de nuestra gama Mega Mask ofrecen un sistema de aplicación específico que trata los tres niveles del pelo, es decir, la raíz, los medios y las puntas. Incluso las personas con el pelo propenso al encrespamiento pueden beneficiarse de una mascarilla suavizante como la Fizz Dismiss. Este tratamiento intensivo protege de la humedad y vuelve el pelo más manejable. Recuerda que tu pelo es como una corona permanente que llevas encima de la cabeza y que merece la pena esforzarse para cuidarla. Cuando hayas encontrado la mascarilla perfecta, ya no podrás vivir sin ella.