Cinco cosas que debes saber antes de cortarte el flequillo

Todas alguna vez nos hemos quedado delante del espejo mirándonos, jugueteando con el pelo y preguntándonos si cortarnos el flequillo o no. Cogemos un mechón tras otro y los vamos colocando cubriendo la frente como si tuviéramos un flequillo recto perfecto o uno chic y despuntado. Bueno, pues ha llegado la hora de alejarse del espejo y pedir ayuda a la persona que mejor conoce tu pelo: tu estilista. Como cualquier otro estilista, te dirá que dependiendo de tu forma de ser y de tu rutina diaria habrá un tipo de flequillo que te convenga más que otro. Si vas a decidir cuál es el que va más contigo, piensa, por ejemplo, en la frecuencia con la que haces deporte y cuánto tiempo le quieres dedicar al peinado y mantenimiento de tu nuevo look. ¿Quieres saber qué más aspectos tienes que tener en cuenta? Los expertos de Redken te recomiendan considerar unos cuantos factores antes de atreverte con el flequillo.

El cuidado

Soo Joo Park, musa de Redken y modelo, presume de su melena rubio platino brillante con el flequillo hacia el lado.
Sam Villa, director artístico de la formación Redken y estilista experimentado, señala que uno de los aspectos que muchas mujeres suelen pasar por alto cuando se plantean cortarse el flequillo es el cuidado que este look requiere. Cuando el flequillo recto ya no está tan recto o el de lado empieza a rebelarse, las aficionadas a este peinado se ven obligadas a moldearlo todos los días y a su imagen sea casi siempre la misma. La próxima vez que hables con tu estilista, pregúntale los estilos que hay, los productos que necesitarás y el tiempo que te llevará mantener el flequillo a tu gusto.

La textura

Chloe Norgaard, musa de Redken y modelo, muestra su nueva coloración de tonos vivos realizada por City Beats.
Si buscas tu flequillo ideal, piensa en cómo es la textura natural de tu pelo. No todas las texturas se adaptan a todo tipo de flequillos. Por eso, es mejor que consultes con tu estilista qué opciones tienes y cuál es la más apropiada para ti. Por ejemplo, si tienes el pelo rizado, evita cortarte el flequillo con una maquinilla para que no parezca encrespado.

La personalización

Jetta, musa de Redken, presenta su melena rizada y su flequillo con textura.
Todos tenemos algo especial que hace que nuestro pelo y la forma de nuestra cabeza sean distintos a los de los demás. Para algunos puede ser el pico de viuda y para otros unos remolinos rebeldes. Por eso, no todos los flequillos le quedan igual a todo el mundo. Por ejemplo, si una persona tiene un remolino hacia la derecha en la zona del nacimiento del pelo, quizá los laterales del flequillo no caigan hacia el lado deseado. Pero no te preocupes, cuéntaselo a tu estilista para que te ayude a decidir qué tipo de flequillo te quedará mejor.

El estilo de vida

Modelo con un pelo rubio brillante y un flequillo desfilado
Para Sarah Bramham, artista de Redken, el estilo de vida de la clienta es uno de los factores más importantes a la hora de elegir el tipo de flequillo. “Me encanta explicarles que, aunque algunas formas de flequillo puedan realzar sus rasgos, para mí lo que resulta determinante es el estilo de vida. Por ejemplo, si mi clienta suele hacer mucho deporte y odia tener el pelo en la cara cuando hace ejercicio, puede que el flequillo no esté hecho para ella”. Como es un aspecto que cambia mucho de una persona a otra, es mejor que hables con tu estilista para que te aconseje qué es lo que más te conviene.

La foto

El flequillo dará el toque final a tu próximo selfie.
Una de las mejores maneras de asegurarte de que te cortas el flequillo como mejor te queda es llevando a tu cita en el salón fotos de peinados que te gustan y que no te gustan. ¿No te apetece el típico flequillo grande y tupido de los años 80? Enséñaselo a tu estilista. ¿Tampoco quieres parecerte a tus fotos antiguas de Myspace? Enséñaselas también. Si tienes claro el tipo de flequillo que quieres, tu estilista te ayudará a ajustarlo a tus rasgos y a tu tipo de pelo.